diumenge, 31 de gener de 2010

PARC DE LA ESPAÑA INDUSTRIAL (segona entrega)




eniu cinc minuts? 

Doncs us convido a passejar amb calma, sense presses, pel parc de "La España Industrial" Aquest cop de la mà de "El Paseante"
Si ho voleu, la música us acompanya


"Confessin"  Ignasi Terraza – Oriol Romani

 Parc de l'Espanya Industrial
 

Comenzó a llover. Acababa un domingo, y desplegué el paraguas para asistir a la remodelación del Parc de l'Espanya Industrial. Ha quedado inmaculado, geométrico, suizo. Hacía tiempo que no lo visitaba.
Desde la parte superior de esa gradería, que precipita sus peldaños blancos hasta la superficie del segundo mayor lago de la ciudad, observé que las autoridades municipales han eliminado los grafitis del cemento, de los muros de los nueve faros que presiden el espacio, del dragón de acero negro.

Ya no estaban los niños que hace años descendían por esa recreación del mito de Sant Jordi,
ni los patos que flotaban en el estanque.
Han desaparecido los trazos de remo con que los enamorados dibujaban su amor en el agua, a bordo de esas antiguas barquitas de juguete. Tampoco queda rastro de mi sombra al lado de Ana,
caminando por las pasarelas en busca de ese pabellón sucio y decadente de color rosa: la Casa del Mig.
Nos gustaba ese cisne que siempre flotaba a la deriva, como una boya, frente a los muros desconchados. Ella sacaba un mendrugo de pan de mi mochila, y lo lanzaba para formar círculos en el agua. El ave nadaba elegante hacia él.


Ya no existe ese balcón en la esquina de las calles Watt con Autonomia, repleto de plantas y de donde siempre surgía un hilo de música. Era jazz. Me hubiera gustado vivir allí, pero ahora ocupa ese solar un edificio de nueva construcción sin balcones, ni plantas, ni canciones. Aséptico.
Como el parque al que, después de ocho meses de obras, le han arrancado su piel canalla, y lo han convertido en un espacio con parterres vallados para que los perros no corran por ellos.
Con todo, me gustó el pequeño bosque de encinas en el centro.
Las esculturas de Plazuelo, Casanovas, Fuxà y Caro volvían a estar como salieron del taller, sin inscripciones -presuntamente románticas- tatuadas en ellas. 
El reflejo de los neones azules de un hotel cercano temblaba en la superficie del lago. 
Me agradó el silencio que abundaba allí ese atardecer oscuro. Circundé en soledad, bajo la lluvia, esas instalaciones que diseñó el arquitecto vasco Luis Peña Ganchegui, en 1985. Me gustó pasar mi vieja mano izquierda sobre las superficies nuevas.
Regresé al punto de partida, en la parte alta de las gradas, y retraté con mi cerebro los cipreses bajo los faros, erguidos como ellos.
Una chica intentaba fotografiar a una pareja que discutía al amparo de un paraguas rojo. Se escondió tras un muro. Seguramente era fotoperiodista. Quizá una vez me tomaron una instantánea con Ana junto a una de las torres, y esa imagen forma parte de un álbum que reposa en una estantería a mil kilómetros de distancia. 
Quizá nos inmortalizaron en el Parc de l'Espanya Industrial que, a mediados del siglo XIX, alojaba una industria téxtil: el Vapor Vell. Allí, en 1897, el pionero Fructuós Gelabert filmó una de las primeras peliculas catalanas: Salida de los trabajadores de la fábrica España Industrial, en 1897.
Ahora, bajo la lluvia, todo era inmaculado, geométrico, suizo. La fotógrafa se largó tras la pareja del paraguas rojo. Me quedé solo en el mirador. 
Pensé que habían transcurrido ciento trece años de imágenes tomadas por gente anónima en el parque, desde que Gelabert plantara su cámara prehistórica en ese mismo lugar. Me acordaré de un par de ellas, que me incumben.

Les fotografies sense signatura són de Xurri del blog Post-its sacados de la papelera

dimarts, 26 de gener de 2010

PARC DE "LA ESPAÑA INDUSTRIAL" (primera entrega)



 quest blog, comença les passejades del 2010 amb una nova col·laboració: Xurri, del blog Post-its sacados de la papelera, m'ha regalat, no tant sols un text si no també algunes de les magnífiques fotografies que va fer un diumenge al capvespre tot passejant pel parc de "La España Industrial"


I encara més! El passejador per excel·lència de BlogVille "El Paseante"també ha escrit un relat sobre aquest mateix parc. El podreu llegir d'aquí uns dies acompanyant les meves fotografies i alguna que altra de la Xurri.
Espero que gaudiu d'aquests textos i de les imatges. I que us animeu a "passejar"


Fue un domingo: paseé flanqueada por una guardia de corps de lujo, de ensueño virtual, en misión especial para informar sobre el parque. La avanzadilla de Blogville. La envidia del Harén.


El paseo me gustó, aunque fue pelín corto. Así que volví al escenario del crimen una semana después. Bajo la lluvia. En la hora tonta entre el día y la noche,
un poco inquieta por las gradas vacías y los rincones sombríos,

pero hechizada por la geometría limpia y los brillos del agua.


Seguí la luz de los faros desde el dragón, buscando nuestra huella espiral hacia el hogar de los sin casa.
En el recodo apareció una mirada de gato risón, alumbrada por la brasa de un cigarrillo indigente - toro sentado en una colcha reciclada, gobernando desde un trono de bolsas itinerantes.

Por inercia y por prudencia, salí de las sombras hacia la cada vez más escasa luz, apenas velada por una niebla canija.
Esta vez me fui a la izquierda, por el caminito de agua que limita el parque al sur, con su fondo de verdín con huellas de botas de jardinero y su bordecito blanco sentable junto a una acera peatonal.

Al final, el estanque con fuente tipo geiser refleja el tremendo ventanal azul de la guardería pública a la que en su día no pudo ir mi nini, porque no habían bastantes plazas para todos.


Volví al parque por la arcada del este, haciendo caso omiso a la señal de dirección obligatoria a la izquierda,

y pasé bajo los árboles de largas ramas mal podadas, acabadas en escoba. Recordando las explicaciones del fraile, me alivió que ese día el viento descansase; la verdad, he pillado un poco de miedo.


En la cancha de baloncesto, apenas una pelota botada con desgana.

El frontón, vacío. La dama de mármol, de espaldas, se recogía coqueta el pelo, mirando ensoñada las gradas.

Siguiendo su mirada vacía de estatua vi los dos paraguas rojos: la parejita y la familia con niño. Troté por las gradas, por subirme a la fuente concéntrica y por tocar agua,

por tirarle de la cola al dragón, y por sacar un par de fotos finales en plena noche,


ya sin luz, acechante a la caza de la foto romántica de pareja melosa enmarcada en paraguas rojo. 

Tardé un rato en atreverme a disparar la cámara, otro en darme cuenta de que en realidad no todo era caramelo entre ellos, y otro en ver que la falta de luz recomendaba no insistir.
Les dejé discutiendo, y me fui por las gradas hacia el norte, a ratos seguida por mi sombra, a ratos atropellándola, según jugaban conmigo las luces de los faros guiándome de vuelta a casa.






Si cliqueu la imatge de Neptú, a la barra lateral, veureu un vídeo de quant el parc estava en obres.
Les fotografies sense signatura son de Xurri. Clicant a sobre anireu al seu blog

diumenge, 24 de gener de 2010

Cotoneaster franchetti



                ltimament sembla que es porta el vermell. Si més no per BlogVille.


Per aquestes dates, algunes plantes ja ho fan cada any. És el cas del cotoneaster. Un arbust que a principis d'estiu fa unes floretes blanques. Es tracta d'una planta que te els seus orígens a la Xina.
 

El seu port és arquejat,

però se'l pot retallar per donar-li forma. En alguns llocs l'he vist com a tanca vegetal (seto)
La primera foto del post està feta al Turó Parc. Fitxeu-vos-hi, segur que el veieu a molts parcs.

dilluns, 4 de gener de 2010

Bergenia crassifolia (B. cordifolia)



No tot és grog i verd, a l'hivern.
També hi ha flors roses...

La Bergenia és una planta originària de Sibèria i Mongòlia. És perenne i floreix a l'hivern fins a principis de primavera.

Pot arribar a cobrir grans parterres doncs les seves tiges son rizomes que amb el temps van guanyant terreny.
parterre de Bergenia a la Masia Bach de Codorniu

Si estan exposades al sol necessiten tenir la terra humida, sobretot al estiu. Però creixen be a mitja ombra.
parterre de Bergenia a Girona (crec recordar que al carrer Palafrugell)

Molts la coneixereu per Hortènsia d'hivern. Les flors i el seu color recorden les de les hortènsies.

Que tingueu un feliç any 2010